Skip to main content
Tiempo de lectura:2 Minutos, 26 Segundos

La neozelandesa Laurel Hubbard se convirtió en la primera atleta transgénero elegida para competir en unos Juegos Olímpicos.

La clasificación de esta mujer de 43 años es posible luego de que el Comité Olímpico Internacional (COI) cambiara sus reglas en 2015 permitiendo a los atletas transgénero competir como mujeres si sus niveles de testosterona —la hormona que aumenta la masa muscular— están por debajo de cierto umbral.

Los oficiales la seleccionaron para la competencia de levantamiento de pesas, halterofilia, para mujeres 87kg, de Tokio 2021. Anteriormente, ella había competido en eventos masculinos antes de declararse transgénero en 2013.

La decisión ha causado controversia: mientras sus críticos aseguran que tiene una ventaja que puede resultar injusta para las otras competidoras, hay quienes la respaldan abogando por una mayor inclusión en los Juegos.

“Estoy agradecida y honrada por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses”, dijo Hubbard en un comunicado emitido por el Comité Olímpico de Nueva Zelanda el lunes.

Reuters

Elección controvertida

Si bien los niveles de testosterona de la atleta están por debajo del umbral establecido por el COI, algunas críticas apuntan a que existen ventajas biológicas de los hombres que han pasado por la pubertad, como el aumento de la densidad ósea y muscular, que hacen que su participación siga siendo injusta para el resto de las competidoras.

El mes pasado, la levantadora de pesas belga Anna Vanbellinghen, que competirá en la misma categoría, dijo que si Hubbard se presenta en Tokio sería injusto, catalogando el hecho como una “broma de mal gusto”.

Agregó que si bien apoyaba plenamente a la comunidad transgénero, el principio de inclusión no debería ser “a expensas de los demás”.

“Cualquiera que haya entrenado levantamiento de pesas a un alto nivel sabe que esto es cierto: esta situación en particular es injusta para el deporte y los atletas”, dijo en mayo.

“Se pierden oportunidades que cambian la vida de algunos atletas, medallas y calificaciones olímpicas”, agregó.

Getty Images

“Inclusión y respeto para todos”

Pero el gobierno de Nueva Zelanda y el principal organismo deportivo del país han respaldado su inclusión para los próximos Juegos Olímpicos.

El director ejecutivo del Comité Olímpico de Nueva Zelanda, Kereyn Smith, señaló que Hubbard cumple con los criterios de elegibilidad y que “como equipo de Nueva Zelanda, tenemos una fuerte cultura de inclusión y respeto para todos”.

“Reconocemos que la identidad de género en el deporte es un tema muy delicado y complejo que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el campo de juego”, agregó.

Por su parte, el jefe de Halterofilia Olímpica de Nueva Zelanda, Richie Patterson, dijo que la atleta había mostrado “coraje y perseverancia” para recuperarse de una lesión de 2018 que amenazó su carrera.

“Esperamos poder apoyarla en sus preparativos finales hacia Tokio”, indicó.

Vía BBC Mundo

Author 30 Frames

More posts by 30 Frames

Join the discussion 5.347 Comments